“En realidad no somos del todo la escuela Soto. Somos simplemente budistas. No somos siquiera budistas Zen. Si comprendemos ésto, somos verdaderamente budistas”.

Caminar, pararse, sentarse, acostarse, son las cuatro actividades o las cuatro formas de comportamiento en el Budismo. Zazen no es una de las cuatro formas de comportamiento y según Dogen-zenji, la escuela Soto no es una de las diversas escuelas del Budismo. La escuela china Soto puede ser una de las diversas escuelas del Budismo, pero según Dogen, la suya no fue una de las diversas escuelas. Si es así, usted puede preguntar por qué insistimos sobre la posición sedente o por qué insistimos en tener maestro. La razón es porque zazen no es simplemente una de las cuatro formas de comportamiento. Zazen es una práctica que comprende inmumerables actividades. Zazen comenzó aún antes de Buda y continuará por siempre. Por ésto no se puede comparar esta posición sedente con las otras cuatro actividades.

A menudo la gente pone énfasis en una posición particular o en alguna comprensión particular del Budismo y piensa: “¡ésto es el Budismo!” Pero nosotros no podemos decir que nuestra vía es una práctica en el sentido que la gente normalmente las comprende. Nuestra enseñanza no se puede comparar con otras enseñanzas del Budismo. Por ésto es por lo que deberíamos tener un maestro que no se apegue a ninguna comprensión particular del Budismo. La enseñanza original de Buda abarca todas las diversas escuelas. Como budistas nuestro esfuerzo tradicional debería ser como el de Buda: no deberíamos apegarnos a ninguna escuela o doctrina particular. Pero generalmente, si no tenemos maestro, y si estamos orgullosos de nuestra propia comprensión, perderemos la característica original de la enseñanza de Buda, que abarca todas las diversas enseñanzas.

Como Buda era el fundador de la enseñanza, la gente comenzó a llamar a su enseñanza “Budismo”, pero en realidad el Budismo no es una enseñanza particular. El Budismo es simplemente la verdad que abarca diversas verdades. La práctica de zazen es la práctica que abarca las diversas actividades de la vida. Por ésto, en verdad, no ponemos únicamente énfasis sobre la posición sedente. Cómo sentarse es cómo actuar. Estudiamos cómo actuar, sentándonos. Y ésta es para nosotros la actividad fundamental. Esta es la razón por la cual practicamos zazen de esta manera. Aunque practicamos zazen no deberíamos llamarnos a nosotros mismos la escuela Zen. Practicamos simplemente zazen según el ejemplo de Buda. Esta es la razón por la cual practicamos. Buda nos enseño cómo actuar a través de nuestra práctica; ésta es la razón por la cual nos sentamos.

Hacer algo, vivir en cada instante, significa ser la actividad temporal de Buda. Estar sentado de esta manera, es ser el mismo Buda, ser como era el Buda histórico. Esto se aplica a todo lo que hacemos. Todo es la actividad de Buda. Así, cualquier cosa que haga, e incluso si se abstiene de algo, Buda está en esa actividad. Porque la gente no tiene esta comprensión de Buda, piensa que lo que hace es lo más importante sin saber quién lo está haciendo realmente. La giente piensa que está haciendo varias cosas, pero es Buda en realidad el que hace todo. Cada uno de nosotros tiene su propio nombre, pero estos nombres son los múltiples nombres de un único Buda. Cada uno de nosotros tiene múltiples actividades, pero todas estas actividades son las actividades de Buda. Sin saber ésto, la gente pone énfasis sobre alguna actividad. Cuando pone enfasis sobre el zazen, éste no es el verdadero zazen. Parece como si estuviera de la misma manera que Buda, pero hay una gran diferencia en su comprensión de nuestra práctica. Entienden esta posición sedente solamente como una de las cuatro posiciones básicas del hombre y piensan: “ahora tomo esta posición”. Pero zazen es todas las posiciones y cada posición es la posición de Buda. Esta es la comprensión correcta de la posición zazen. Si usted practica así, eso es Budismo. Esto es muy, muy importante.

Por ésto Dogen no se llamó a sí mismo un maestro Soto o un discípulo Soto. Decía: “otros pueden llamarnos la escuela Soto, pero no hay razón para que nosotros mismos nos llamemos Soto. Usted no debería ni siquiera emplear el nombre Soto”. Ninguna escuela debería considerarse a sí misma una escuela separada. Debería ser solamente una de las formas tentativas del Budismo. Pero mientras las diversas escuelas no acepten esta clase de comprensión, mientras continúen llamándose con sus nombres particulares, nosotros debemos aceptar el nombre tentativo de Soto. Pero yo quiero que este punto quede claro. En realidad, nosotros no somos del todo la escuela Soto. Somos simplemente budistas. Ni siquiera somos budistas Zen; somos simplemente budistas. Si comprendemos ésto, somos verdaderamente budistas.

La enseñanza de Buda está en todas partes. Hoy llueve. Esta es la enseñanza de Buda. La gente piensa que su propia concepción o método religioso es el método de Buda, sin saber qué es lo que está escuchando o qué es lo que está haciendo o dónde está. La religión no es ninguna enseñanza particular. La religión está en todas partes. Tenemos que comprender nuestra enseñanza de esta manera. Deberíamos olvidar todo lo que tenga que ver con una enseñanza particular; no deberíamos preguntar qué es bueno o malo. No debería haber ninguna enseñanza particular. La enseñanza está en cada momento, en cada existencia. Esta es la verdadera enseñanza.